Nuestra página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la calidad del servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Saber más

Inicio >> ADSL >> ADSL de Vodafone

ADSL de Vodafone

adsl vodafone

ADSL de Vodafone

El ADSL de Vodafone es uno de los más completos del mercado, no solo por su velocidad de conexión sino por su línea fija asociada.


Conexión de ADSL, ¿qué es?

La conexión de ADSL es una de las que cuentan con más tradición en nuestro país, a peasr de contar con desventajas como sus bajas velocidades o la inestabilidad de su señal.

Sin embargo, como podrás ver a continuación, también cuenta con ventajas significativas:

  • Facilidad de instalación.
  • Cobertura en casi todo el territorio español.
  • Precios más reducidos.

Si te lo has pensado mejor y prefieres contratar la fibra óptica de Vodafone, puedes llamar al 91 198 44 94 donde te asesorarán de forma gratuita.

ADSL de Vodafone

Vodafone es una de las compañías de telecomunicaciones que cuenta con ADSL a sus clientes.

Las características de su oferta de ADSL son ligeramente superiores a las del resto de compañías, si bien es cierto que no difieren mucho al tratarse de este método de conexión.

  • ADSL de Vodafone
  • Velocidad de hasta 30MB.
  • Llamadas ilimitadas a fijos y móviles nacionales.

Precio del ADSL de Vodafone

Vodafone no destaca por ofrecer en sus servicios los precios más ventajosos del mercado.

Sin embargo, sí cuenta con factores que lo justifican, como por ejemplo ser la única compañía que incluye en su línea fija llamadas ilimitadas a móviles.

  • El precio del ADSL de Vodafone es de 37,50€ al mes durante 6 meses. Tras el período promocional el precio será de 50€ al mes.

Si quieres hacerte con el ADSL de Vodafone, no dudes en visitar nuestro artículo contratar Vodafone.

Permanencia con el ADSL de Vodafone

Por fortuna, Vodafone es una de las compañías que ha eliminado el compromiso de permanencia de la gran mayoría de sus servicios.

Así, si contratas el ADSL de Vodafone, no dispondrás de un tiempo mínimo para permanecer en la compañía.